"Querida, nunca entendí para qué servían los castillos... hasta que nos volvimos todos tan demócratas".

sábado, 1 de enero de 2011

Louella Parsons dijo...

Mi querido SANS-FOY,

Fue una contrariedad que no pudieras acompañarnos anoche durante la velada de Fin de Año pero me resigno a aceptar tus nuevos compromisos con los Bollington.

La cena resultó un éxito salvo por la glotonería y mala educación de lady Georgina, insoportable prometida de mi primo William, que se sirvió casi toda la lengua escarlata, -especialidad de la señora Muffwatter que, por alguna razón todavía por descubrir, decidió que sólo la prepararía una vez al año-, dejando en la fuente una montaña enorme de huevo hilado que tuvimos que comer como si fuera pasto para conejos.

No entiendo, querido Eugène, cómo esta gente tan distinguida resulta a veces tan poco refinada.
Uno empieza descuidando la cortesía y termina sin acudir a St. Paul`s el día 1 de enero, como ha ocurrido esta mañana con Georgina y mi primo.

Y como es tradición en Parsons Manor, antes de sentarnos a la mesa, descorchamos el champán en la cocina, con los criados, y tras agradecer la lealtad y desearnos todos los parabienes, advertimos que hasta Muffwatter sonrió un poco.

Feliz Año, dear.
Yours,
Lou

1:35 PM

3 comentarios:

José Antonio del Pozo dijo...

Y es que sin tradiciones, sin traducciones, sin roscones, qué sería de nos, Sire?
Feliz año nuovo de un seguidor suyo. Saludos bloggeros

Maldita Memoria dijo...

Se que es echarle mucho morro, pero ¿es que no van a seguir?.
Nos han dejado a todos con las ganas

Olímpico Misántropo dijo...


DELICIOSA COSTUMBRE ESA DE DESCORCHAR EL CHAMPAGNE EN LA COCINA, JUNTO CON LOS CRIADOS. ME PIRRO POR LAS NOVEDADES; Y TAMBIÉN, DICHO SEA DE PASO, POR LAS CONTRADICCIONES, POR LO QUE ADORO LAS NOVEDADES ANTICUADAS. FRANCAMENTE, NADA MEJOR QUE UN POCO DE DEMOCRATISMO PARA HACER SABER QUIEN MANDA.

POR LO DEMÁS, MI MÁS SINCERA ENHORABUENA POR TODO ESE DEMÁS. AUNQUE UNO VIVA AHORA EN UNA CAVERNA, ANTAÑO FRECUENTÉ LAS MEJORES CASA DE EUROPA, HONOR SÓLO COMPARABLE AL DE SER ECHADO DE TODAS ELLAS DE MALA MANERA.

ESPERO SEGUIR FIEL A ESA COSTUMBRE, CON SU VENIA, LO ME SITÚA EN PERFECTA DISPONIBILIDAD PARA SER INVITADO A TOMAR EL TÉ.

QUEDA SUS PIES COMO SU MÁS HUMILDE SERVIDOR,

MISANDRO, EN OTROS TIEMPOS EL DUQUE DE D...