"Querida, nunca entendí para qué servían los castillos... hasta que nos volvimos todos tan demócratas".

jueves, 9 de septiembre de 2010

ESPERANDO A MISS PARSONS



Louella Parsons dijo...
Mi querido y adorado SANS-FOY,
veo que has sido informado como es debido. Efectivamente, sigo de balnearios.

Y no pienso volver a Parsons Manor hasta que me prometan que la insufrible Mary Tipton no va a seguir alojada (atornillada diría yo) en el cottage del jardín y que tu compromiso con lady Bo tiene la misma duración que la vida de un pato en la cocina de la señora Muffwater.

Besos desde Corfú.

11:42 AM
__________



Monsieur de Sans-Foy dijo...
LOU, my dear.
Espero que no sometas tu cutis alabastrino a una sobreexposición de Mediterráneo.
Cuando uno figura en el Gotha, debe evitar los excesos solares, querida. Fíjate en Lady Raspa, que parece un sarmiento consumido desde aquellas vacaciones en Malta.

Creo que McGrog y Porridge están trabajando al alimón en el desalojo de Miss Tipton. (El otro día sorprendí una conversación telefónica sobre termitas que me pareció encaminada a forzar el deshaucio del cottage)
En cuanto a mi compromiso con Lady Bo, lamento decir que nuestro amor florece cual la buganvilla silvestre, más esplendorosa cuanto menos regada.
Espero que te aburras del sol, de la arena, de las ruinas áticas y de los aborígenes con olor a ajo, y empieces a preparar la temporada londinense antes de que las hermanas Poppins nos vuelvan locos a todos con sus ridículos chismes victorianos.
Vuelve a casa, querida. La vida sin tí es decididamente insoportable.

4:19 PM

1 comentario:

Princesitas dijo...

¡Oh, qué alegría tenerles por aquí de nuevo!

Aunque, ¿la buganvilla silvestre no florece esplendorosa?

Afectuosos saludos.